Vendedores de juguetes se quejan de que “las ventas están lentas”

“Este año ha sido el peor, ya a las 12 del día vienen los policías para que cerremos las carpas”, dijo uno de los comerciantes

Santo Domingo, RD. A raíz de la crisis sanitaria por la que está atravesando el país, donde en 24 horas se han registrado 366 casos positivos al COVID-19, muchos niños se quedarán sin sus acostumbrados juguetes para celebrar el día de los Reyes Magos.

Gaspar, Melchor y Baltazar, tres reyes que viajaron guiados por una estrella para llevar regalos al nino Jesús, es la razón por la que tradicionalmente las familias dominicanas compran juguetes para agradar a los niños.

El 6 de enero es el día conmemorativo pero por disposición de las autoridades dominicanas se pasó para el lunes  4 de enero.

Belkis Santana, a quien llaman España, lleva 20 años vendiendo juguetes en la avenida San Vicente de Paul, y dijo que este año no ha podido vender ni la cuarta parte de su mercancía.

“Este año ha sido el peor, ya a las 12 del día vienen los policías para que cerremos las carpas”, explicó España.

Mientras que Maria Silverio, quien inicia este año con las ventas de juguetes, dijo estar satisfecha, aunque entiende que por la pandemia, la presencia de los compradores sería menor.

“La gente está viniendo a comprar, vienen con sus mascarillas y aquí le ponemos gel anti bacterial”, dijo la vendedora.

Andrés Ramírez, dijo que en comparación con el año pasado las ventas han disminuido.

“El año pasado había un mayor flujo de personas, las ventas estaban mejor, la gente le tiene miedo al COVID”, expresó Andrés.

Aunque Reimy Moya, propietario de una de las carpas donde venden juguetes en la avenida San Vicente de Paul, explicó que los padres acuden a comprar a su negocio aún sin dinero.

«La gente está que se lo lleva hasta fiao'», indicó Reimy.

Spread the love

Deja una respuesta