Historia de Jerry Vargas por Raul Sisa

SANTO DOMINGO.- En 1987 Jerry Vargas se fue de gira a Nueva York, pero allá no le fue muy bien, pues según cuenta para el libro Merengueros, el empresario que lo llevó lo engañó y su tristeza y falta de economía lo hizo caer en las drogas.

No le dio un centavo y tuvo que quedarse tocando por “cheles”, pues no quería regresar con la moral por el piso y decidió quedarse junto a Raúl Sisa, conocido como “El morenito de Jerry VargasLa mayoría de los músicos retornó a la República Dominicana, pero Jerry y Raúl Sisa (su coreógrafo) decidieron quedarse en Nueva York, lo que dio como resultado la desintegración total de la banda

Durante siete años Jerry Vargas se mantuvo tocando en varios lugares, pero lo que ganaba apenas le alcanzaba para sobrevivir. El Nazareno, como también se le llamó, falleció el pasado sábado aquejado de varios quebrantos de Salud

Para él resultaba indignante volver a Santo Domingo sin su orquesta, pues cuando salió del país su grupo era uno de los más pegados y no estaba en disposición de retornar con las manos vacías, pues para los dominicanos él se encontraba de gira y no quería que nadie supiera las calamidades que realmente estaba pasando en Nueva York“

Realmente era muy duro para mí regresar a Santo Domingo como un mendigo después de haber sido don Jerry Vargas, y por eso me quedé en Nueva York tocando en restaurantes con una orquesta que me formó mi hermano Raphy”, dijo.

No obstante, confirmó que tocaba por cheles, con el único propósito de conseguir el sustento diario y al final entró a las drogas, de donde pudo salir tras imponerse ante ese mal.

Salió de las drogas y sacó a otrosEn 1997 Jerry Vargas decidió retornar a la República Dominicana e ingresó a Hogares Crea, donde se recuperó de la adicción a las drogas y aseguró que ahí “limpió su vida”.Relató que allí se encontró con Raúl Sisa, quien también logró salir de ese mal y con el tiempo dirigieron esa institución en Alma Rosa.

“En Hogares Crea encontré la felicidad y gracias a Dios logré convencer a otros cantantes criollos para que también limpien su vida. Muchos de ellos terminaron su labor allí, los que no menciono por respeto, pero se han quedado trabajando en favor de los adictos”, relató para el libro Merengueros.

“Ellos no quieren que digan sus nombres. En mi caso siempre lo digo que estuve en las drogas y eso hasta libera a uno. Sacamos a mucho de allí y estamos agradecidos y satisfechos de hacerlo”, relató.

También lograron sacar a muchos jóvenes de las drogas, quienes estaban perdidos y gracias al esfuerzo que hicieron él y Raúl, muchos de esos muchachos se hicieron profesionales en diferentes carreras, dejando el bajo mundo.Vargas dijo ser un hombre organizado y en agradecimiento a Hogares Crea hizo una producción musical titulada “Libre” en el año 2000.

Spread the love

Deja una respuesta