julio 11, 2020

Rututeando con Tomás

Noticias farándula y más

¡Por estas razones yo votaré por Rafael Peña Síndico!!!

¡Por estas razones yo votaré por Rafael Peña Síndico!!!

Rafael Peña sigue!! Síndico La Cueva 2020- 2024

Rafael Peña
Síndico Distrito Municipal La Cueva de Cevicos

Cuando una persona nace con el valor de la solidaridad y el aprecio a sus semejantes, deja evidenciado lo que será antes de trillar su camino.

Podría parecer que son las circunstancias que lo ubican en el lugar perfecto o que, aún sin proponérselo, se tejen series de eventos que motivan para generar esa decisión que lo pondrá en ese sitio ideal y, en este caso, con el fin de actuar a favor de mejorar la calidad de vida de los demás a través de sus obras.

Un vivo y claro ejemplo de ello lo es Rafael Peña, actual síndico de La Cueva de Cevicos.

Peña desde su infancia muestra su gran afición por el deporte, y como una segunda pasión innata, de manera simultánea, deja ver su lado social a partir de sus contribuciones, que se extenderían más allá de áreas como el deporte hacia otras como la de los envejecientes.

Sus ayudas desinteresadas lo han hecho un líder conocido, al punto que lo llevó a convertirse en sólo 2 meses en síndico de su comunidad La Cueva de Cevicos, para el período 2016-2020.

Al tomar posesión de su cargo, descubre un panorama desolador, encontrando, por ejemplo, en franco deterioro el local que albergaba la oficina del Ayuntamiento: un lugar en condiciones deprimente, con todos los equipos de trabajos inservibles; una ciudad con un gran cúmulo de basura -situación está que amenazaba con la salud de los moradores-. Sin embargo, todo esto no le fue obstáculo en sus deseos de inyectar sus ideas transformadoras.

 

Sus logros:

No había pasado 2 años de haber asumido su posición como síndico cuando ya adquiría un moderno camión-compactador de basura, reemplazando así al transporte anterior que estaba «podrido, chocado» y con regularidad se dañaba interdiario.

En sólo tres años de estar en la posición, construyó el Palacio Municipal de La Cueva, siendo esté el primero construido en la historia de ese distrito municipal. Aportándole su mobiliario nuevo y moderno.

Primer síndico de la Cueva en transparentar sus realizaciones a través de páginas en las redes sociales, mostrando a su pueblo y al mundo cada inversión hecha, cada problema y solución, para que la comunidad palpara sus ejecutorias.

Primero en adquirir un carro fúnebre para mantener la dignidad de los fallecidos y brindar apoyo a sus familiares.

Su vocación por el deporte lo hizo merecedor que el Play de La Cueva de Cevicos lleve su nombre.

Su solidaridad con el subsidio de los estudiantes en transporte y becas siempre ha sido su prioridad.

Dentro de sus principales obras están, fuera de su accionar cotidiano como la recolección de basura y otras, la iluminación y compra de todas las lámparas de las calles – y como dato curioso: iluminó todas las calles de su pueblo dejando en último lugar aquella en que vivía-.

Efectúa el embellecimiento y ornamento del parque, poniendo el parque en uso, aportando la iluminación, lo pinta, colocó bancos para los visitantes, además de atender lo relativo a la flora.

Arregló un total de 53 alcantarillas, así como arreglos de aceras, contenes, badenes y las instalaciones de señalizaciones.

Para incentivar la limpieza compro más de quinientos (500) tanques para depositar la basura en cada calle y cada esquina.

Algo a valorar y a ser observado: el vehículo asignado al síndico al momento de la entrega estaba averiado, «por descuido», una camioneta Isuzu, y Rafael prefirió andar a pie y no invertir recursos del Ayuntamiento en compra de vehículo.

En la actualidad, participa en las próximas elecciones municipales del 16 de febrero en alianza con la Fuerza del Pueblo y el Partido Reformista Social Cristiano, organizaciones políticas que deciden apoyar sus aspiraciones por evaluar como positiva su gestión en la Sindicatura.

Nacido en su pueblo, y entregado al servicio comunitario, lleva a cabo esfuerzos ingentes a cada instante a favor de los más necesitados.

El síndico de a pie, que camina a pie todos los días las calles de su comunidad para sentir de cerca el latido de su querido pueblo.

A %d blogueros les gusta esto: