Expertos advierten del daño de compartir este material .

Qué tan peligroso puede ser ver y compartir por Internet imágenes violentas?, ¿Se conoce el alcance de sus consecuencias, el impacto que la práctica tendrá no solo en el momento, sino a largo plazo en la sociedad? Esas son preguntas que las personas no suelen hacerse cuando le llega un video o una fotografía de un linchamiento, de un accidente de tránsito, de un incendio y otros actos cargados de mucha violencia y que están tan de moda en estos días. La reacción inmediata es ver el material y posteriormente compartirlo de manera mecánica con los contactos que se tengan, los cuales muchas veces hacen lo propio, lo que provoca la viralización del mismo.

Los videos e imágenes llegan a las personas desde diferentes vías en internet, como son los medios de comunicación, redes sociales como Facebook, Instagram, Twitter y aplicaciones como WhatsApp. La situación no es propia solo de este país, pero crece como una vorágine sin control, lo que está preocupando a sectores de la sociedad y a algunas personas de manera particular. A Anastasia Francisco, estudiante y ama de casa, le llena de inquietud el tema. Dice que cada día le preocupa más la situación por la cantidad de contenidos de este tipo que recibe a diario. Expresa que esto la abruma tanto que, incluso, ha llegado a dejar de ver algunos videos que les llegan por “las sorpresas” que se ha llevado. También ha optado por mantener mayor control con su celular, debido a que sus hijos, menores de edad, muchas veces lo usan y no quiere exponerlos a este tipo de material. “Hace poco viví dos momentos muy traumáticos y tuvieron que ver con videos que me llegaron de contactos, personas que son mis amigos, los abrí y lo que vi fue muy desagradable”, aduce. Se refiere a tres videos que en los últimos días fueron muy compartidos por las redes sociales: uno del ataque químico en Siria y el que muestra a un hombre cuando cae desde un poste de luz, donde se había subido. Momento igual de “desagradable” vivió Mercedes Paniagua con un material que recibió, el cual le provocó, según contó a elCaribe, la pérdida del sueño por varios días. El material fue un video de una multitud golpeando salvajemente a dos presuntos ladrones y cómo uno de los presentes saca un arma y dispara a uno de los “ladrones” luego de que se le encasquillara la pistola en varias ocasiones. Dice que todavía escucha el disparo que el joven recibió en el estómago. “Esas imágenes y la algarabía con que las personas hablaban de matar están presentes”, relata. Pero no solo dolor y rechazo provocan este tipo de material, pues de dan casos en que las personas gozan y ríen al observarlo, lo comparten reiteradas veces y hasta justifican la acción. No son pocos los casos de comentarios incitando a la violencia que llegan junto con los videos e imágenes violentas. Para la psicóloga y terapeuta familiar Ana Simó el daño que causa el tema de la violencia a través de internet (redes sociales y medios de comunicación) es más grande del que muchos piensan, pues con la exposición constante a ese tipo de contenido las personas se deshumanizan y, con ello, se está creando una sociedad incapaz de sentir empatía hacia el dolor ajeno, lo que dice “es muy peligroso”. “La salud mental va ligada a todos nuestros sentidos, desde el olfato, el tacto, es decir todo te afecta, lo visual es básico y si lo visual está acompañado de lo auditivo, porque esos videos vienen acompañados muchas veces de gritos, lamentos, de sonidos que nos impactan, al punto que perdemos la paz y lamentablemente estamos perdiendo la parte humana. El ser humano cada vez que recibe este tipo de material se sorprende, pero va a llegar el momento en que ya no nos vamos a sorprender “, aduce. “Porque en el momento que dejemos de humanizar aquello que debía importarnos, hemos llegado a dejar de percibir el mundo como tal, porque si hay algo que define al ser humano es la empatía por los demás, el sentir el dolor del otro, pero cuando tú ves el tipo de videos, estás en alarma…en todo momento estás desarrollando pensamientos negativos”, expresa. Simó agrega que el bombardeo constante de material violento hace que las personas pierdan con el tiempo el respeto por la vida, “porque en el momento en que usted sube una foto frente a un ataúd haciéndose una “selfie” usted no está respetando la muerte, no está respetando el dolor ajeno”. Advierte que, incluso, la práctica induce a la creación de psicópatas. “No tan solo delincuentes, sino psicópatas, los psicópatas son los que no tienen emociones, los que no les importa la vida de nadie, no sienten amor hacia el prójimo (..), entonces claro que estamos creando una sociedad de paranoides, una sociedad de enfermos mentales y te puedo asegurar que por esto que está proliferando va a ver psicópatas en 10 años, lamentablemente”, indica. La psicóloga dijo que muchas veces estas personas no están conscientes del daño que le pueden hacer a los demás y a ellos mismos cuando consumen y comparten este tipo de material. Explica que muchos lo hacen por un afán de popularidad, de obtener más “likes”, más “seguidores, “porque lo que buscan es llamar la atención, pero no se dan cuenta de que lo que están haciendo no es bueno y las consecuencias son negativas”. Tras un buen manejo de las redes sociales En el país, el Observatorio de Medios Digitales, que dirige la periodista Cristal Acevedo, desarrolla un programa de capacitación para formar a periodistas, comunicadores y usuarios de Internet, en sentido general, sobre la importancia de hacer un buen uso de los medios digitales, lo que implica combatir la difusión de contenidos inapropiados, que podrían incitar a la violencia, incluyendo los que presentan historias o imágenes mal manejadas de personas violentadas o en situaciones de vulnerabilidad y riesgo. Dijo que el Observatorio realiza capacitaciones constantes en alcaldías, penitenciarías, universidades, colegios, empresas privadas y organizaciones sin fines de lucro de forma gratuita con el fin de lograr que la sociedad tenga un buen manejo de las redes sociales.
por Sandra Guzmán para http://www.elcaribe.com.do"/>
septiembre 22, 2020

Rututeando con Tomás

Noticias farándula y más

Proliferan en internet fotos y videos violentos

Expertos advierten del daño de compartir este material .

Qué tan peligroso puede ser ver y compartir por Internet imágenes violentas?, ¿Se conoce el alcance de sus consecuencias, el impacto que la práctica tendrá no solo en el momento, sino a largo plazo en la sociedad? Esas son preguntas que las personas no suelen hacerse cuando le llega un video o una fotografía de un linchamiento, de un accidente de tránsito, de un incendio y otros actos cargados de mucha violencia y que están tan de moda en estos días. La reacción inmediata es ver el material y posteriormente compartirlo de manera mecánica con los contactos que se tengan, los cuales muchas veces hacen lo propio, lo que provoca la viralización del mismo.

Los videos e imágenes llegan a las personas desde diferentes vías en internet, como son los medios de comunicación, redes sociales como Facebook, Instagram, Twitter y aplicaciones como WhatsApp.

La situación no es propia solo de este país, pero crece como una vorágine sin control, lo que está preocupando a sectores de la sociedad y a algunas personas de manera particular. A Anastasia Francisco, estudiante y ama de casa, le llena de inquietud el tema. Dice que cada día le preocupa más la situación por la cantidad de contenidos de este tipo que recibe a diario. Expresa que esto la abruma tanto que, incluso, ha llegado a dejar de ver algunos videos que les llegan por “las sorpresas” que se ha llevado. También ha optado por mantener mayor control con su celular, debido a que sus hijos, menores de edad, muchas veces lo usan y no quiere exponerlos a este tipo de material.

“Hace poco viví dos momentos muy traumáticos y tuvieron que ver con videos que me llegaron de contactos, personas que son mis amigos, los abrí y lo que vi fue muy desagradable”, aduce. Se refiere a tres videos que en los últimos días fueron muy compartidos por las redes sociales: uno del ataque químico en Siria y el que muestra a un hombre cuando cae desde un poste de luz, donde se había subido.

Momento igual de “desagradable” vivió Mercedes Paniagua con un material que recibió, el cual le provocó, según contó a elCaribe, la pérdida del sueño por varios días. El material fue un video de una multitud golpeando salvajemente a dos presuntos ladrones y cómo uno de los presentes saca un arma y dispara a uno de los “ladrones” luego de que se le encasquillara la pistola en varias ocasiones. Dice que todavía escucha el disparo que el joven recibió en el estómago. “Esas imágenes y la algarabía con que las personas hablaban de matar están presentes”, relata.

Pero no solo dolor y rechazo provocan este tipo de material, pues de dan casos en que las personas gozan y ríen al observarlo, lo comparten reiteradas veces y hasta justifican la acción. No son pocos los casos de comentarios incitando a la violencia que llegan junto con los videos e imágenes violentas.

Para la psicóloga y terapeuta familiar Ana Simó el daño que causa el tema de la violencia a través de internet (redes sociales y medios de comunicación) es más grande del que muchos piensan, pues con la exposición constante a ese tipo de contenido las personas se deshumanizan y, con ello, se está creando una sociedad incapaz de sentir empatía hacia el dolor ajeno, lo que dice “es muy peligroso”.

“La salud mental va ligada a todos nuestros sentidos, desde el olfato, el tacto, es decir todo te afecta, lo visual es básico y si lo visual está acompañado de lo auditivo, porque esos videos vienen acompañados muchas veces de gritos, lamentos, de sonidos que nos impactan, al punto que perdemos la paz y lamentablemente estamos perdiendo la parte humana. El ser humano cada vez que recibe este tipo de material se sorprende, pero va a llegar el momento en que ya no nos vamos a sorprender “, aduce.

“Porque en el momento que dejemos de humanizar aquello que debía importarnos, hemos llegado a dejar de percibir el mundo como tal, porque si hay algo que define al ser humano es la empatía por los demás, el sentir el dolor del otro, pero cuando tú ves el tipo de videos, estás en alarma…en todo momento estás desarrollando pensamientos negativos”, expresa. Simó agrega que el bombardeo constante de material violento hace que las personas pierdan con el tiempo el respeto por la vida, “porque en el momento en que usted sube una foto frente a un ataúd haciéndose una “selfie” usted no está respetando la muerte, no está respetando el dolor ajeno”.

Advierte que, incluso, la práctica induce a la creación de psicópatas. “No tan solo delincuentes, sino psicópatas, los psicópatas son los que no tienen emociones, los que no les importa la vida de nadie, no sienten amor hacia el prójimo (..), entonces claro que estamos creando una sociedad de paranoides, una sociedad de enfermos mentales y te puedo asegurar que por esto que está proliferando va a ver psicópatas en 10 años, lamentablemente”, indica.

La psicóloga dijo que muchas veces estas personas no están conscientes del daño que le pueden hacer a los demás y a ellos mismos cuando consumen y comparten este tipo de material. Explica que muchos lo hacen por un afán de popularidad, de obtener más “likes”, más “seguidores, “porque lo que buscan es llamar la atención, pero no se dan cuenta de que lo que están haciendo no es bueno y las consecuencias son negativas”.

Tras un buen manejo de las redes sociales

En el país, el Observatorio de Medios Digitales, que dirige la periodista Cristal Acevedo, desarrolla un programa de capacitación para formar a periodistas, comunicadores y usuarios de Internet, en sentido general, sobre la importancia de hacer un buen uso de los medios digitales, lo que implica combatir la difusión de contenidos inapropiados, que podrían incitar a la violencia, incluyendo los que presentan historias o imágenes mal manejadas de personas violentadas o en situaciones de vulnerabilidad y riesgo. Dijo que el Observatorio realiza capacitaciones constantes en alcaldías, penitenciarías, universidades, colegios, empresas privadas y organizaciones sin fines de lucro de forma gratuita con el fin de lograr que la sociedad tenga un buen manejo de las redes sociales.

por Sandra Guzmán para http://www.elcaribe.com.do

A %d blogueros les gusta esto: